domingo, 5 de febrero de 2012

Capítulo 11

Con un suspiro, encendí el cigarrillo y me lo llevé a los labios para darle una larga calada. Eché la cabeza hacia atrás, apoyándola en el respaldo del sofá, para soltar el humo.

-         ¿No decías que ibas a dejar de fumar? No te veo por la labor, Marco.

Giré un poco la cabeza para mirar a Alexa, que estaba sentada a mi lado, con unos shorts negros y una camiseta de tirantes del mismo color con calaveritas. Había dejado de tocar la guitarra para mirarme. Estábamos en mi casa, como todas las tardes de verano, ya que la tienda en la que trabajábamos estaba cerrada por vacaciones. Por cierto, la tienda de artículos de rock era propiedad de mi madre, que se había ido de vacaciones con algunas amigas.

-         Iba a hacerlo, pero... no me apetece – respondí y volví a mirar hacia arriba, dándole otra calada al cigarro.

Alexa dejó la guitarra a un lado del sofá y se sentó en él, de rodillas, de cara a mí.

-         Vale, lo he dejado pasar hasta ahora. Llevas unos días de lo más raruno y quiero saber por qué. Es la primera vez que me ocultas algo durante tanto tiempo. ¿Sabes? Es muy difícil ser una entrometida si me dejas fuera todo el rato, así que... dispara, señor “no-me-apetece-dejar-de-fumar”.

-         No hay nada que contar, Alexa.

Ella me golpeó con el puño en el hombro. Lo cierto es que tenía una fuerza enorme, comparada con su pequeño cuerpo.

-         ¡Jah! Y un huevo de pato viudo en celo para ti, machote. ¿Crees que puedes engañarme? Por favor... te conozco desde que llevas pañales.

-         ¿Te importaría no sacar a relucir mi vergonzoso pasado?

-         ¿Por qué? ¿Qué más da? Aquí solo estamos tú y yo... Y no te desvíes del tema, maldito.

Dejando escapar otro suspiro, cambié de postura en el sofá, para quedar de cara a ella, también.

-         Recuerdas que quedé con Mario, ¿no? El día ese que me lo encontré en el centro comercial cuando iba con tu hermana.

-         Ajá, y si la memoria no me engaña... es a partir de esa noche en la que te volviste raro. Más aún, digo.

Chasqueando la lengua, ignoré ese último comentario. Di otra calada al cigarrillo y dejé escapar el humo antes de continuar.
-         Pues... digamos... que esa noche me quedó más que claro que no tengo nada que hacer con él.

-         ¿Qué pasó? – preguntó ella.

-         Le besé.

-         ¿Y? – volvió a preguntar. Obviamente, había esperado algo más - ¿Qué hizo él? ¿Te escupió en la cara? ¿Te pegó?

-         Me devolvió el beso... o lo intentó – respondí, torciendo levemente el gesto.

-         ¿”Lo intentó”? ¿Qué quieres decir con eso? No, espera... espera.. pero eso, ¿no es bueno? Quiero decir, si al menos, “intentó” devolverte el beso, es que no le sentó mal ni le disgustó ni nada, ¿no? Entonces... ¿por qué estás así?

-         Sí, Alexa, lo intentó. Por lo visto, era su primer beso. Eso dijo él y eso parecía, desde luego. Pero, de todas formas, eso no viene al caso – dije rápido al ver que ella quería comentar algo – Estaba enfadado con su amigo, el cani de pueblo Paleta, y por eso quedó conmigo. Luego, el mascachapas ese le llamó y le dijo que volvía de sus vacaciones en la villa del profesor Oak y que pasara a esperarle a su casa, como si fuera su Pikachu doméstico.

Ella comenzó a reírse, mientras yo me apagaba el cigarrillo en el cenicero y lo dejaba todo encima de la mesa.

-         Y a ti te sentó mal que tu querido “chico-con-pinta-de-empollón-del-parque” le dijera que sí de inmediato, ¿verdad?

Asentí despacio, pasándome la mano por el pelo, que en ese momento no llevaba de punta, por lo que caía sobre mi frente.

-         Eres idiota – fue lo único que dijo ella.

-         ¿Eh? – me quedé mirándola como si, efectivamente, fuera idiota - ¿Qué coño se supone que he hecho ahora, payasa?

-         Pues eso... que te enfades y lleves una semana comiéndote el tarro de mala manera por eso. Me dijiste que él te dijo que estaba enamorado del cani aquel, ¿no? Entonces, querido y estúpido amigo mío, lamento decirte que es normal que aceptara ir a buscarle o esperarle o lo que fuera. Es algo que uno hace por la persona de la que está enamorada.

-         Eso... tú sigue ahí... metiendo el dedo en la llaga... – repliqué en voz baja.

-         Tendrías que haberte ceñido a mi plan. ¡Le tendrías comiendo de tu mano!

-         En tu plan no entraba la posibilidad de encontrármelo cuando estoy de compras con tu hermana.

Alexa hizo un gesto con la mano, desechando esa idea.

-         Un detalle menor y sin importancia. De todas formas, ¿no ha intentado llamarte o mandarte algún mensaje o algo? Y te ha dejado tropecientos mil comentarios en tuenti que no le has respondido. Te estás cavando tú solito la tumba, Marco. Deberías tener un poco de paciencia. Uno no olvida a la persona de la que está enamorada de un día para otro; tienes que darle algo de tiempo. Lo que tienes que hacer, es hacerte un hueco en su vida y de ahí, ir sacando al cani. ¿Entiendes?

Miré a mi mejor amiga con el ceño fruncido, mientras jugaba con los anillos de mis dedos. Asentí con la cabeza.

-         Bien, así me gusta. Ahora toma. Llámale – me tendió mi propio móvil.

Cogí el móvil, no demasiado seguro de que debiera hacer caso a Alexa en eso último. Encogiéndome de hombros, marqué el número de Mario y esperé.

11 comentarios:

  1. Nooo yo quería saber que pasaba con Carlos y Mario!! >.< jajaja lo de pikachu fue genial!

    ResponderEliminar
  2. Otro por favor, otroooo :(
    Quiero ver que pasa con Mario!!

    ResponderEliminar
  3. Yo tambiennnnn¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    Aunque me encanto todo¡¡¡ (aplauso)*o* lo de pikachu ajjajjajajajjajajjajaj

    ResponderEliminar
  4. Toda la historia de pikachu mato XD , rayos quiero saber que pasa con Mario y Carlos( Como lo odio a ese tipo ¬¬) porfavor siguela lo antes posible :D no creo poder esperar mucho :c
    Saludos desde el fin del mundo (Chile)

    ResponderEliminar
  5. Jajajajajajajajajajajaja me encantan tus comparaciones "pokeras" (guiño, guiño)

    Que se lo coja, que se lo coja, que se lo coja!!!!(El teléfono, digo)

    ResponderEliminar
  6. ajajajjajajajjajajjajajajjajajajja

    ResponderEliminar
  7. Nooo!! Necesito la continuación!! Está muy interesante *-*
    Las referencias a Pokemon muy buenas ^^

    besitos<3

    ResponderEliminar
  8. es tan genial la histori q todavia no termino de leerla y ya kero leer mas :D porfa sube mas capis para saber q va a pasa aunq x supuesto reviso casi siempre para ver cuando subes cap nuevo

    ^_^

    ResponderEliminar
  9. Jajajajajaja, muchas gracias a todas, de verdad ^^
    Pero siento deciros que hasta dentro de dos semanas, como mímimo, no podré volver a escribir... Cosas de exámenes y demás >.<

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  10. "Y un huevo de pato viudo en celo para ti, machote" Me encanta! jajaja
    Dios, en cuanto acabemos el examen de psico quiero que sigas con la historia por dios!!! :D

    ResponderEliminar
  11. JAJAJAJAJAAJAJ, ¡es genial!
    Sí, tía, en cuanto pase el examen de psicología... ¡seguiré fijo! Que ya tengo más o menos una idea de lo que va a pasar :D

    ResponderEliminar

¿Te atreves a dejar un comentario a escondidas?